El paro de los trabajadores de Ferroplast obligó ayer al cierre de la factoría. Esta empresa se encarga de suministrar elementos de plástico que se utilizan en la planta viguesa de Citroën para la fabricación de vehículos. La auxiliar de Citroën, ubicada en Santiago de Compostela, mantiene un conflicto laboral por discrepancias entre trabajadores y empresa en la tramitación del convenio colectivo.