Las obras para construir las sedes de la Policía Municipal y los Bomberos de Bilbao echaron a andar ayer con la colocación de la primera piedra en una parcela de Miribilla.

Los primeros trabajos –los movimientos de tierra y la cimentación– durarán nueve meses. Los edificios estarán levantados en el último trimestre de 2010. Entonces podrán derribarse las actuales instalaciones de Garellano.