Espadaler y Duran Lleida
El secretario general de UDC, Ramon Espadaler, y el presidente de la formación, Josep Antoni Duran Lleida, durante el comité de gobierno de los democristianos. ANDREU DALMAU / EFE

La ejecutiva de Unió Democràtica de Catalunya (UDC) ha aprobado este martes, sin unanimidad, la pregunta con la que interrogará a sus militantes si quieren seguir en el proceso soberanista hasta la "plena soberanía" de Cataluña, sin citar la independencia, pero con condiciones como diálogo con el Estado, seguridad jurídica y permanencia en la UE.

El sector soberanista quería una pregunta que incluyera la independencia en el enunciadoEl enunciado de la pregunta, presentada en conferencia de prensa por el secretario general de UDC, Ramon Espadaler, subraya que no hay que poner límites a la "aspiración de la plena soberanía para Cataluña" pero siempre con "seguridad jurídica" y "excluyendo tanto una eventual Declaración Unilateral de Independencia como la apertura de un proceso constituyente al margen de la legalidad".

El comité de gobierno de UDC que preside Josep Antoni Duran Lleida se ha reunido durante casi tres horas en la sede del partido para decidir el contenido de la propuesta que se someterá a votación de los 5.000 militantes el próximo 14 de junio. La pregunta al presidente de la Generalitat y de CiU, Artur Mas.

El acuerdo no ha sido adoptado por unanimidad, porque entre los 28 miembros del comité de gobierno con derecho a voto ha habido una abstención y 9 votos en contra del sector más soberanista, que impulsó un manifiesto a favor de una pregunta que incluyera la independencia en el enunciado.

El marco de relaciones con el Estado es lesivo e insostenible para CataluñaEspadaler ha señalado que su deseo es que la propuesta, en caso de ser avalada por la militancia, pueda encajar con la hoja de ruta independentista de CDC, pero ha recalcado que no han hecho su planteamiento con la voluntad de "complacer" al socio de federación de CiU ni tampoco para buscar el "disenso".

El número dos de Unió ha indicado que independencia o confederación "no dejan de ser instrumentos" y que lo "relevante" es el reconocimiento de Cataluña como "sujeto" para ejercer la soberanía, tras constatar que "el actual marco de relaciones con el Estado es lesivo e insostenible para los intereses de Cataluña".

Una pregunta, seis condiciones y un preámbulo

La pregunta aprobada, a responder con un 'sí' o 'no', es: "¿Queréis que UDC continúe su compromiso con el proceso, desde el catalanismo integrador y de acuerdo con los siguientes criterios?".

Plena soberanía,  diálogo con el Estado, seguridad jurídica y permanencia en la UE son algunas de las condiciones de UDCY fija los siguientes criterios que condicionan el proceso: aspirar a la "plena soberanía" de Cataluña, tomar todas las decisiones de forma "netamente democrática", gestionar el proceso desde el diálogo entre el gobierno catalán y el del Estado, garantizar en todo momento la seguridad jurídica sin declaraciones unilaterales, descartar "cualquier escenario" fuera de la UE y velar por la cohesión social y territorial.

La pregunta viene precedida de un preámbulo que señala que Unió quiere seguir siendo parte activa del proceso soberanista con su propia propuesta desde su condición de partido nacionalista que reconoce el derecho a la autodeterminación de Cataluña, pero remarca que "ninguna generación tiene el monopolio para fijar para siempre el horizonte de soberanía que se quiere para Cataluña".

Espadaler ha aceptado que la pregunta tiene "elementos de complejidad" aunque ello no está reñido con la "nitidez" de la propuesta en cuanto a los objetivos que se plantean. Ha señalado asimismo que no ha habido ninguna enmienda al redactado original que él mismo ha llevado a la mesa del comité de gobierno tras mantener conversaciones en las últimas semanas con diferentes divisiones de la formación.

Para Espadaler, la propuesta centrada en la "plena soberanía" es "inclusiva" porque incluye a los democristianos que defienden un Estado independiente para Cataluña y los que abogan por un modelo confederal.

Si gana el no, la dirección dará un paso atrás

El secretario general de UDC ha reiterado este lunes que la pregunta permite aglutinar a confederalistas e independentistas y no considera que fracture el partido. "Tenemos un partido en el que no sobra nadie", ha indicado Espadaler, que ha subrayado que deben ser capaces de seguir "conviviendo" en el partido los que defienden un modelo confederal y los que abogan por la independencia.

Sin embargo, si la militancia no la aprueba el 14 de junio, la dirección deberá dar un "paso atrás" y convocará un congreso extraordinario. "Es evidente que estaremos abocados a un Congreso extraordinario para plantear otra salida", ha agregado. En democracia, "lo que cuentan son los votos" a la hora de determinar si hay una mayoría independentista, a diferencia del presidente catalán, Artur Mas, que opina que en las elecciones del 27 de septiembre basta con que haya una mayoría absoluta de diputados soberanistas.

Los soberanistas critican la pregunta

El dirigente del sector soberanista de UDC Antoni Castellà ha afirmado este miércoles que hay contactos entre miembros de la ejecutiva de Unió contrarios a la pregunta de la consulta interna porque barajan pedir un "no de protesta" en este referendo o bien plantear un congreso extraordinario en un mes.

Si se vota 'sí' no se aclara la posición. Y un 'no' tampoco sabemos qué quiere decirEn un momento en el que CDC y ERC ya tiene una hoja de ruta soberanista pactada que apuesta por la independencia, Castellà ha afirmado en Rac1: "Si se vota 'sí' no se está aclarando la posición respecto a lo que quería decir el 9N. Y un 'no' tampoco sabemos qué quiere decir. Sólo quedan dos respuestas: un 'no' como enmienda a la totalidad o la convocatoria de un congreso".

"Si al final acabamos defendiendo un 'no' debería ser interpretado como un 'sí' a la independencia, puestos a hacerlo complicado", ha dicho en alusión a que la pregunta es muy larga y llena de condicionantes. Castellà ha apuntado que él opta "en estos momentos por el 'no'" porque cree que es "más rápido y contundente". No obstante ha afirmado que "un congreso extraordinario se puede hacer en un mes".

No contradice la hoja de ruta soberanista

A preguntas del líder del PSC, Miquel Iceta, durante la sesión de control del Parlamento catalán, el presidente de la Generalitat ha señalado que todo lo que figura en la propuesta de Unió "más o menos" ya está en la declaración de soberanía que aprobó la Cámara catalana a principios del 2013 y "no contradice ninguna hoja de ruta" soberanista pactada entre CDC y ERC y que, ha recalcado, aún está "abierta" a que se sumen otras formaciones.

El también líder de CiU también ha señalado que ha intentado el diálogo con el Estado "hasta el último momento" pese a "chocar" con la "mayoría absoluta del PP", pese a lo cual sigue dispuesto a dialogar, y ha defendido que las elecciones del 27-S ofrecen la seguridad jurídica que demanda la dirección de Unió, con la que también ha coincidido en que el proceso soberanista no debería llevar a una Cataluña fuera de la UE.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.