Los jabalíes ya no sólo invaden las urbanizaciones de Las Rozas o de otros municipios de la sierra. Ahora también llegan hasta la capital, concretamente hasta la M-30.

Los transeúntes que paseaban ayer por la mañana por el parque Santa Fe (Moncloa-Aravaca), muy cerca del Puente de los Franceses, vieron deambular un jabalí que siguió la ribera del Manzanares procedente del monte de El Pardo.

Al verle, los vecinos alertaron a la Policía Local. Mientras llegaban los agentes, varias personas intentaron reducirle con unos dardos anestésicos que parecieron calmarle.

Se hizo el dormido

Creyéndole dormido, los policías quisieron inmovilizarle con cinchas para perros, pero el animal se soltó y, al sentirse agredido, atacó a los agentes. Éstos tuvieron que dispararle hasta seis veces con sus pistolas, también sin éxito. Para impedir que llegara al Puente de los Franceses –lo que podría haber provocado un accidente de tráfico– llamaron a la Policía Nacional. Finalmente, le abatieron con un rifle. El portavoz de Ecologistas en Acción, Teo Oberhuber, achacó estas invasiones al crecimiento urbanístico. El boom inmobiliario ha hecho que «se invada su hábitat natural». Esto podría unirse a una sobrepoblación de la especie, aunque «no existen estudios que así lo afirmen».

Oberhuber asegura además que esta situación no es nueva y que suele suceder todos los años, sobre todo en la zona de Hoyo del Manzanares y del monte de El Pardo. «Los jabalíes, que ya han perdido el miedo al hombre, acuden en busca de comida a las zonas urbanas debido al abandono del cultivo».

Recomendaciones de la Comunidad

La Consejería de Medio Ambiente ha aconsejado a los ciudadanos que no se acerquen ni alimenten a los jabalíes, así como que sellen correctamente las tapas de los contenedores de basura. Advierte especialmente de las manadas de hembras con jabatos, ya que en este caso pueden ser más agresivas e irascibles. Así mismo, recomendaron a los ayuntamientos afectados realizar batidas en las zonas más complicadas y mejorar su vallado y su cerramiento cinegético.