Un 20% de los jóvenes que se prostituyen en Madrid son portadores del virus del sida, según un informe de la Fundación Triángulo.

El 13% son españoles y el otro 86%, extranjeros

El fenómeno de la prostitución masculina es desconocido.

El perfil es el de un joven con una edad media de 26 años, que ejerce por poco tiempo, generalmente para ahorrar o pagarse los estudios.

El 13% son españoles y el otro 86%, extranjeros. A diferencia de lo que ocurre con la prostitución femenina, en este caso no existe la figura del chulo o proxeneta y son los propios chaperos los que fijan las tarifas y horarios.

En Internet

Este sector se está adaptando a las nuevas tecnologías, y ya un 10% del negocio se desarrolla por Internet, donde el servicio es más caro (hasta 150 euros) mientras que en la calle está entre los 30 y 40 euros.

Al contrario de lo que pueda parecer, las mujeres en solitario son sólo un 20% de la clientela, ocupada en su mayoría por homosexuales, bisexuales y parejas que buscan a una tercera persona para hacer un trío.