A una semana de la noche más corta del año, la de San Juan, muchos coruñeses tienen todo preparado para la fiesta. Pero el fuego y las sardinas deben ir acompañados de mucha precaución. Eso es lo que recomienda el servicio de Protección Civil de A Coruña, que vigilará junto con los Bomberos y la Policía Local que todo esté en orden para que nada amargue una de las noches más emblemáticas de la ciudad.

Entre sus consejos está no hacer ninguna fogata ni sardiñada cerca de viviendas y coches, además de cables o tuberías de gas. Tampoco se deberán tirar las cenizas a los contenedores hasta estar seguros de que están bien apagadas, y en el caso de hacer una hoguera en el suelo, antes habrá que protegerlo con tierra, arena o una plancha metálica.

Como en años anteriores, no se podrán bajar sofás ni sillas a las playas. Si el fuego prende en la ropa, hay que dejarse rodar por el suelo y nunca correr. Por el momento, el Ayuntamiento ha concedido 133 permisos para realizar hogueras, que se pueden solicitar en la Policía Local (en la calle Miguel Servet) en horario de oficina hasta el día 21 de junio. Pero calculan que las fogatas ilegales serán el doble que las legales: superarán las 200.

La fiesta deja toneladas de basura

Noche de masas: Unas 150.000 personas invaden las playas coruñesas en la noche de San Juan, declarada fiesta de interés nacional.

Más de 100 ojos los vigilan: Este año habrá un fuerte dispositivo de emergencia (Bomberos, Policía Local y Protección Civil), más de 50 personas que trabajarán de 22.00 a 8.00 horas. Unas siete ambulancias estarán a pie de playa.

Orzán y Riazor, las grandes protagonistas: Los dos arenales serán los reyes de esta noite meiga.

Y al día siguiente... basura: Tras la fiesta llega la calma, pero en el caso de San Juan viene en forma de basura: sólo el año pasado se recogieron 200 toneladas en las playas.