Un hombre de 33 años y nacionalidad española falleció en la madrugada de ayer en la localidad de San Agustín de Guadalix. La víctima sufrió una puñalada mortal que le alcanzó el hígado tras mantener una fuerte discusión con otro hombre en plena calle. El otro implicado en la pelea, de 35 años y de origen suramericano, fue detenido por la mañana por la Guardia Civil. La víctima fue llevada al hospital de La Paz, donde murió sin que los médicos pudiesen llegar a intervenirle. Con ésta, ya son 25 las muertes violentas en la región en lo que va de 2007.