En 2000, las 22 depuradoras de la provincia atendían al 64,18% de la población (total del padrón: 1.278.851). Cinco años más tarde, 53 instalaciones suministran al 64,22% de los habitantes (1.453.409). Esta paradoja, que recoge el informe de 2007 del Observatorio Provincial de Sostenibilidad de Málaga, se complementa con los 18 «puntos preocupantes» –entre ellos, Alhaurín el Grande o Álora– que no cuentan con tratamiento de aguas. Dos casos especiales, por su necesidad, son los de Ronda y Nerja: el primero con depuradora, pero a la espera de las actuaciones en el colector sur; el segundo no podrá tener su planta hasta 2010.

Energía

Balance: En una década, el consumo de electricidad se ha incrementado un 190% y en 2017 gastaremos 15 millones de megavatios (ahora necesitamos en torno a seis).

Quién consume más: Por zonas, la costa: tanto oriental (76% de crecimiento) como occidental (100%). Por sectores, el residencial y servicios: el alumbrado público y la construcción acaparan el mayor volumen. Municipios como Benahavís  o Álora han cuadruplicado su consumo desde 2000. Quince localidades gastan el 88% del suministro.

¿Nos autoabastecemos?: En relación al número de habitantes, el grado de lo que generamos es muy bajo, pero proviene de energías renovables (hidráulica).

Clima

Temperaturas: Nueve de los últimos diez años han sido más calurosos que la media.

Precipitaciones: En cambio, ha llovido un 9,9% más de lo normal, aunque la pluviosidad sigue siendo irregular.

Fauna amenazada por el hombre

De las 390 especies de vertebrados que viven en la provincia, 261 están amenazadas, sobre todo mamíferos marinos (88%), reptiles (76) y aves (74). El principal encargado de aumentar el Catálogo andaluz de especies amenazadas es el hombre. En Málaga, 9.633 animales ingresaron en el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas entre 1998 y 2005 por diferentes motivos: extracción de su hábitat y expolio de nidos (23%), trampas (6), intoxicación (4) y disparos (3). Es decir, la culpa del deterioro de estos animales la tuvo la presencia humana en el 36% de los casos. Además, el informe de sostenibilidad detalla que la introducción de especies exóticas en nuestros hábitats está produciendo «verdaderas catástrofes» para algunas especies.