Galicia está desde hoy en alto riesgo de sufrir incendios forestales
El personal de extinción quemó un muñeco lleno de petardos, ayer, en Santiago.(Efe/ Lavandeira J. R.)
Galicia está ya bajo un alto riesgo de sufrir incendios forestales. Por eso, la Consellería de Medio Rural activará hoy mismo y hasta el 15 de septiembre el operativo de alerta para que los montes no vuelvan a ser arrasados por el fuego, como ocurrió el verano pasado cuando las llamas quemaron 82.000 hectáreas en la comunidad.

El dispositivo de vigilancia estará formado por más de 6.000 personas, que recorrerán los montes gallegos con más de 2.000 vehículos. A estos efectivos se sumarán paulatinamente los del Ejército (que desplegará entre 25 y 73 patrullas) y 100 agentes de la base de la Unidad Militar de Emergencia de León, que se instalarán en Marín (Pontevedra).

Todo este personal, contratado ya hace más de un mes, empezará a recorrer desde hoy las zonas forestales de la comunidad para evitar que se propague el fuego y también para detener a posibles pirómanos.

Al monte, sin tabaco

Además de activar la temporada de alerta, a partir de hoy también entrarán en vigor numerosas restricciones de uso del fuego o actividades en los montes, recogidas en la Lei de Prevención e Defensa contra os Incendios en Galicia. Así, hasta el próximo 15 de septiembre estará vetada la quema de matorrales cortados y amontonados y cualquier sobrante de explotaciones agrícolas.

También estará prohibido realizar hogueras para recreo u ocio en zonas forestales así como utilizar fuegos artificiales (para eso los ayuntamientos deberán pedir permiso a la Xunta con 48 horas de antelación). Y no se podrá fumar en terrenos forestales y viales cercanos.

Si no hay mejoras, habrá huelga

Profesionales del servicio de extinción de incendios de la Xunta, formado por unas 1.400 personas, se manifestaron ayer en Santiago para exigirle al Gobierno autonómico mejoras salariales. Tras cinco semanas de movilizaciones, los trabajadores le han dado una semana de plazo a la Consellería de Medio Rural para que atienda sus peticiones. Si no, no descartan ir a la huelga en plena campaña de máximo riesgo de incendios.