A pesar de que el ambiente foguerer ya se percibe en cada calle desde hace varios días, con las mascletaes nocturnas y las bombillas de colores, el verdadero estallido comenzará el lunes.

El martes las hogueras especiales iniciarán la Plantà de sus monumentos; pero no será hasta el día siguiente cuando los colores de los ninots luzcan al máximo.

Las tardes son especialmente recomendables para pasear por las calles del centro de Alicante y conocer sus geniales monumentos. De entre las 87 Hogueras, las más frecuentadas serán las que obtengan premios en el concurso, pero todas ellas son dignas de ver.

Los monumentos de la Sección Especial son una apuesta segura. En el centro de la ciudad se concentran cuatro de ellas: Séneca-Autobusos, Hernán Cortés, Port d’Alacant y Mercado Central.

Si continúa la tradición, es ya clásico dar un paseo hasta Carolinas Altas, que ha ganado el primer premio de la categoría reina durante varios años consecutivos. Pero, para conocer la fiesta a fondo, vale la pena visitar monumentos de cualquier categoría, pues todos se hacen con ilusión.