El 80% de las mujeres españolas se siente mejor cuando lleva falda, casi siempre por encima de la rodilla, que es el largo que más usan ellas y que más les gusta a los hombres.

Son algunas de las conclusiones de un estudio sobre el uso de la falda que ha realizado Tampax, entre 5.600 hombres y mujeres de España, Francia, Dinamarca, Reino Unido y Bélgica, con motivo del lanzamiento de un nuevo tampón más absorbente y que ayer presentó la modelo Bimba Bosé.

Las españolas aparecen como las más seguras cuando llevan falda y son las que en mayor proporción declaran que se la ponen cuando van a una cita con un hombre.

Los hombres españoles son los que más se pronuncian por la minifalda (65%), seguidos por los daneses (47%). Los más recatados son los belgas, que prefieren la falda más larga; y los ingleses, por encima de la rodilla.

La mitad de las consultadas dicen que se sienten sexies con la falda cinturón (la corta cortísima), mientras que por debajo de la rodilla es la más elegante para el 65%. Por encima de la rodilla es para el 47 % la falda de la belleza, y para el 30%, la minifalda es la más moderna. Pero de las mujeres que se han puesto falda en el último año, sólo una de cada diez la usa a menudo, frente al 60% que se la pone cada 15 días. El 35% la luce 12 días al año.

La minifalda transmite alegría

De lo que no cabe duda para la mayoría es de lo seductora y femenina que es la falda. Seis de cada diez encuestados reconocen que se fijan más en una mujer que la lleva. Y si es corta, mejor. Ellos prefieren que las mujeres enseñen las piernas con una falda por encima de la rodilla, el 55%; con minifalda, el 51,4%, y con la falda cinturón, el 32,6%. Los españoles creen que una mujer con falda larga transmite amabilidad; con un largo por la rodilla, inteligencia, y con mini, mucha alegría y provocación. Sólo uno de cada cinco hombres reconoce que se ha puesto falda alguna vez en su vida. Los vascos y los gallegos son los que lo han hecho en más ocasiones.