El 20% de los buses sufren averías en la refrigeración
Un hombre y una mujer salían ayer resoplando. (F. Simón)
«Que pongan el aire acondicionado». Es una reclamación habitual estos días entre los viajeros de los buses urbanos. Los usuarios se quejan porque creen que los conductores no conectan la refrigeración, pero estos aseguran que el problema es que no funciona correctamente. «Alrededor del 20% de la flota tiene problemas con el aire acondicionado porque los sistemas son viejos y sufren fugas de gas”, sostienen los chóferes.

En la empresa aseguran que hay mantenimiento todo el año y que las revisiones específicas comenzaron en abril. Pero los sindicatos critican la falta de revisiones y reperaciones adecuadas. «Sólo hay cuatro personas para estas tareas. La plantilla sigue igual hace años y la flota se ha duplicado», explican.

En Tuzsa aseguran que las quejas por el mal funcionamiento del aire son puntuales, pero los conductores tienen que aguantar las protestas ciudadanas  a diario. Explican que de inmediato comunican a la empresa la avería, pero no se soluciona, como pronto, hasta tres o cuatro días después y, a veces, son simples parcheos que sólo solucionan el problema durante unos días.

«Durante mes y medio he puesto en la hoja de reparaciones que llevo roto el aire acondicionado y no me lo reparaban», explica un conductor. Los trabajadores piden que les cambien de coche cuando haya problemas, pero la empresa, de momento, no cede a sus peticiones.

Hasta los 27º en la calle, apagado

El momento de encender el aire acondicionado también es motivo de disputa. La orden de la empresa es que los conductores deben encenderlo cuando en la calle haya más de 27 grados. Los conductores no están de acuerdo con esta medida. «Si en la calle hay 27 grados, dentro del autobús estamos a 35 y es asfixiante», señalan. La zona de atrás, donde está el motor, es la más caliente y el aire acondicionado de estos vehículos no tiene suficiente fuerza para mantener frío todo el vehículo.

Las claves

Averías a diario: Los talleres de Tuzsa trabajan a destajo. Las averías en los vehículos son muy habituales y, en esta época, la mayoría se deben al mal funcionamiento del aire acondicionado. Los sindicatos creen que debería aumentar el personal de mantenimiento.

Menos kilómetros en verano: Con los recortes estivales, la flota recorre menos kilómetros. La media diaria en invierno es de 64.670 km. En julio del año pasado disminuyó entre un 11,72 y un 17,92% en ese mismo periodo.

Una veintena de líneas con recortes: El uno de julio comenzarán los recortes, que afectarán a una veintena de líneas, y se retirarán de la circulación entre 20 y 40 vehículos.

Plan de contratación de conductores: La empresa es consciente del aumento de volumen de la flota, por lo que está llevando a cabo un plan de contratación de conductores. En los sindicatos piden más técnicos en talleres.