El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, anunció que el año viene volverá a aplicarse una deflactación de la tarifa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). La deflactación consiste en elevar los tramos de la tarifa del IRPF en consonancia con la inflación para evitar que los contribuyentes paguen más impuestos sin haber aumentado su poder adquisitivo. Solbes explicó que el aumento de la recaudación por IRPF será en 2008 moderado, del 5,2% a causa de esta deflactación.