El 40% de los médicos internos residentes (MIR) que han finalizado este año su formación en la comunidad aragonesa ejercerán en otros territorios, según aseguró ayer la consejera de Salud del Gobierno de Aragón, Luisa María Noeno. En total, este año se han formado 232 MIR.

La consejera asegura que muchos se van a trabajar fuera porque en Aragón se forman más médicos de los que se necesitan, y descarta que se deba a que en otras comunidades las condiciones laborales son mejores. Ésta es la tesis que manejan los sindicatos médicos y los propios trabajadores de hospitales y centros de salud.