El 'Lady M' atracará en el Puerto de Las Palmas esta tarde después de que Capitanía Marítima analice el petrolero

El petrolero averiado 'Lady M' atracará durante la tarde-noche de este domingo en el Puerto de La Luz y de Las Palmas después de que inspectores de la Capitanía Marítima de Las Palmas suban a bordo en las cercanías de la costa grancanaria para analizar el estado interior del buque y constaten que su situación se compadece con la descripción documental que les ha sido remitida por el armador.

El petrolero averiado 'Lady M' atracará durante la tarde-noche de este domingo en el Puerto de La Luz y de Las Palmas después de que inspectores de la Capitanía Marítima de Las Palmas suban a bordo en las cercanías de la costa grancanaria para analizar el estado interior del buque y constaten que su situación se compadece con la descripción documental que les ha sido remitida por el armador.

Así lo indicaron a Europa Press fuentes del Ministerio de Fomento, que agregaron que se estima que la hora de atraque, si todo está correcto en el buque, sea entre las 19.00 y las 20.00 horas aproximadamente.

El pasado viernes, la dirección general de la Marina Mercante autorizó al petrolero de bandera liberiana, regresar en dirección al Dique Reina Sofía del Puerto de La Luz y de Las Palmas de la capital grancanaria. En ese momento se encontraba a 120 millas al suroeste de la isla y está siendo arrastrado por un remolcador.

Asimismo, miembros de la Capitanía Marítima de Las Palmas han analizado toda la documentación remitida por el armador con el objetivo de constatar que se cumple con la normativa europea y, en especial, con todas las medidas de seguridad requeridas por la ley para este tipo de barcos.

El 'Lady M' sufrió una avería en su sala de máquinas durante su ruta en dirección a los Estados Unidos y, tras constatar la rotura de los motores principales, requirió la ayuda de un remolcador para trasladarlo a la isla con el objetivo de proceder a la reparación de los motores averiados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento