La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía ha reconocido un error producido en las declaraciones de la actual titular en funciones, María José Sánchez Rubio, que afirmó este miércoles que ya se había declarado el desamparo de la menor de once años que supuestamente había sido vendida por sus padres para casarse y que se hallaba en un centro de menores de la Junta, pues finalmente la menor aún se encuentra en el hogar de sus padres.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes de la Consejería, que han confirmado así una información recogida este sábado por 'El Correo de Andalucía', y que han señalado que se abrió una información para comenzar el procedimiento de desamparo, pero que finalmente la niña continúa con sus padres, pues el informe de la Guardia Civil señala que la niña se encuentra bien y la familia está normalizada, por lo que se recomienda que continúe en el hogar familiar.

En este sentido, las mismas fuentes han reconocido que el error se ha producido debido a la confusión entre dos casos muy parecidos. Así las cosas, la niña, de momento y mientras continúe el proceso, permanecerá viviendo con sus padres.

Protección de Menores de la Junta, no obstante, se mantiene "en constante comunicación" con la Fiscalía de Menores y con los servicios sociales comunitarios que llevan el caso, según han apuntado las fuentes de la Consejería consultadas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.