El Comité Federal del PSOE ha acordado este sábado que en aquellos municipios y comunidades donde los socialistas sean primera fuerza de la izquierda, se podrán entablar pactos de investidura o de coalición con Podemos y otras formaciones siempre que sean "coherentes", están basados en políticas de progreso y favorezcan la estabilidad.

Queremos acuerdos que cambien las políticas y sirvan para atender las necesidades de los ciudadanos, no meros repartos de poderLa resolución política aprobada por el máximo órgano del partido también establece que donde el PSOE tenga un menor peso que Podemos, la voluntad será "la de no formar parte de esos gobiernos", similar postura a la adoptada por la formación que lidera Pablo Iglesias.

No obstante, a pesar de la amplia mayoría que ha avalado el documento, algunos barones territoriales de más peso, como la andaluza, Susana Díaz, el asturiano, Javier Fernández, y el extremeño, Guillermo Fernández Vara, a los que se ha sumado el diputado Eduardo Madina, han avisado de los riesgos que entraña pactar con Podemos, por lo que han pedido prudencia a la hora de cerrar estos acuerdos.

La disposición de los socialistas es buscar entendimientos con "generosidad y apertura de miras, sin imposiciones, ni apriorismos", pero dejando claro que la meta "no es pactar y llegar a los diferentes gobiernos a cualquier precio". "Queremos acuerdos que cambien las políticas, no meros repartos de poder", señala la resolución. Por ello, remarcan que "los programas de progreso" serán la "referencia" para poder sellar esos acuerdos.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, también pone como condición que las alianzas se adopten "en coordinación" con la dirección federal con el fin de que no afecte al proyecto del partido con vistas a las elecciones generales de noviembre.

El Comité Federal del PSOE ha ratificado también el calendario de primarias para elegir candidato a la Moncloa, convocadas el 26 de julio, a las que Sánchez concurrirá con "humildad, responsabilidad y mucha ilusión". Buena parte de los barones han respaldado en sus intervenciones el liderazgo de Sánchez, mientras que Susana Díaz ha vuelto a dejar entrever que no será su rival: "No voy a entrar en ese proceso ahora en nada, no me interesa".

Los 'barones' alertan de los riesgos de pactar con Podemos

El líder de los socialistas asturianos, Javier Fernández, ha dicho a sus compañeros: "Sumar sin reflexionar es un error. Que no nos pueda la ansiedad". En su intervención a puerta cerrada, ha defendido ante el Comité del PSOE que Podemos debería renunciar al populismo para pactar con los socialistas. "En el 79 todos renunciamos a algo, ahora Pablo Iglesias debería renunciar al populismo", ha dicho el asturiano, según las fuentes.

En su análisis de los resultados electorales del 24 de mayo, Fernández ha llamado a los socialistas a ser "fríos" y a darse cuenta de que sus "esperanzas de hoy" de alcanzar gobiernos gracias a pactos de Podemos pueden llevar a su "derrota" en las generales. "Hoy debemos pactar con los que nos quieren eliminar mañana. Alguien que no se va a doblegar, que seguirá con la misma retórica, desplazando el eje izquierda-derecha por el de arribas-abajo y ciudadanía-casta", ha advertido.

A su juicio, los comicios del 24 de mayo han sido el "trampolín" tanto para Podemos como para Ciudadanos, y en ese contexto los socialistas no deben "transmitir la idea de que quieren gobernar a cualquier precio".

La andaluza Susana Díaz ha dicho que "si somos oportunistas y perdemos la centralidad, perderemos", según miembros del comité que han presenciado su discurso.

Por su parte, el extremeño Guillermo Fernández Vara, que para ser investido presidente sólo necesita la abstención de Podemos, ha llamado a los socialistas a reconocer su "historia" y a "ponerle olor a la política". "La gente no huele a Chanel número 5, la gente huele a cocina, a sudor, a jara y tomillo", ha afirmado.

El valenciano Ximo Puig, que en su intervención a puerta cerrada ha defendido que los socialistas no se dejan "chulear por nadie", ha incidido en que no se puede "gobernar a cualquier precio". Puig, que necesitaría pactar con Podemos y Compromís, o bien con Ciudadanos, para superar al PP en la Comunidad Valenciana, ha advertido de que Pablo Iglesias "no va a poner al presidente" de la Generalitat y ha apostado por pactos "de ida y vuelta".

La misma queja ha expresado el aragonés Javier Lambán: "No queremos que Aragón sea dirigido desde Madrid. Estamos hablando con Podemos y vamos a hablar con Podemos, pero con el interlocutor de Aragón".