La Policía Nacional ha detenido a tres jóvenes, de edades comprendidas entre los 19 y 30 años, como presuntos autores de sendos delitos contra la salud pública, en el marco del dispositivo especial que con motivo de la celebración de feria de Córdoba se ha establecido por la Comisaría provincial, entre cuyos objetivos primordiales está impedir la venta de sustancias estupefacientes al por menor en el recinto ferial.

En una nota, los agentes han informado de que la primera de actuación policial tuvo lugar sobre las 21,00 horas del pasado miércoles, cuando los policías que se encontraban realizando labores de prevención de la delincuencia pudieron observar como un joven, que se dirigía a la feria por la avenida Campo Madre de Dios, al percatarse de la presencia policial realizó un movimiento esquivo, adoptando una actitud nerviosa, a la par que intentaba esconder un objeto que portaba entre sus manos.

Por ello, y "ante la sólida sospecha de que pudiera portar alguna sustancia estupefaciente", los actuantes procedieron a darle el alto y, tras identificarlo, le solicitaron que les mostrara el contenido del envase de plástico que llevaba en sus manos y que "en todo momento trataba de ocultar", pudiendo constatar que el interior del vaso "carecía de líquido" y "contenía once paquetes individuales con cogollos de marihuana, tres trozos de hachís, nueve dosis de 'speed', cinco dosis de MMDA y dos pastillas de tranquimazin".

Según la Policía Nacional, el ahora detenido llegó a reconocer que pensaba dispensarla al por menor en la feria, especificando incluso el precio de venta.

Por otra parte, sobre las 4,00 horas de la madrugada de este jueves se ha producido una segunda detención, tras ser comisionada una dotación policial a las inmediaciones de la vía de servicio existente en el recinto ferial junto al río Guadalquivir.

Al parecer se estaba produciendo una presunta riña entre varias personas, si bien los actuantes no observaron discusión alguna a su llegada. A fin de tratar de esclarecer lo ocurrido, se entrevistaron con las personas que se encontraban en el lugar, momento en el que un hombre, al ver que se le acercaban los uniformados, supuestamente trató de huir rápidamente del lugar.

Por este motivo, fue interceptado e identificado, comprobando los componentes del indicativo policial que portaba una mochila con 34 supuestas pastillas de M.D.M.A., un bote de 15 ml de un producto químico nocivo para la salud conocido como 'popper' y una bolsita con marihuana, siendo inmediatamente detenido.

Asimismo, los agentes lograron intervenir un bote con otras 80 pastillas de color blanco, en el coche del supuesto autor de los hechos, por si las mismas contuvieran algún tipo de sustancia estupefaciente en su posterior análisis sanitario.

Tercera detención

Por último, y sobre las 17,30 horas de este mismo jueves, se efectuó la tercera de las detenciones, al sorprender los agentes desplegados en el dispositivo de feria a un joven que venía de la zona habilitada de aparcamiento portando una mochila.

Y es que, según los agentes, al verlos dio un giro brusco, simulando haber olvidado algo en el coche, razón por la que fue interceptado por los actuantes, los cuales le solicitaron que mostrara el contenido de la mochila.

En el interior de la misma, había un bote de plástico con el distintivo OXI, que a su vez albergaba 18 dosis de una sustancia blanquecina, al parecer cocaína, siéndole ocupada igualmente una balanza de precisión.

Una vez fue informado de los motivos de su detención, el ahora detenido "manifestó voluntariamente que las llevaba para venderlas en el interior de las casetas".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.