La líder del PSIB, Francina Armengol ha asegurado este sábado durante el Comité Federal del PSIE que el martes "las tres fuerzas políticas comenzarán a hablar de las soluciones que hay que dar a la ciudadanía", para lo que ha recordado que "en democracia es fundamental respetar lo que han votado los ciudadanos".

Así se ha expresado Armengol tras recibir el apoyo del secretario general de la formación, Pedro Sánchez, quien ha afirmado que "Francina pondrá fin a la política de enfrentamientos del PP en Baleares".

Armengol ha señalado que, ante el inicio de la ronda de encuentros con los representantes de Podemos y de más, lo prioritario será "hablar de hoja de ruta y de línea política" del nuevo Govern, mientras se dejará "como conformamos el nuevo Govern en un segundo término".

"El rescate de todos aquellos que no llegan a fin de mes, la situación económica y la precariedad laboral" son las situaciones primordiales a las que la nueva mayoría de izquierdas en Baleares "debe dar soluciones", según Armengol.

Los socialistas han celebrado reunión de Comité Federal, donde se ha analizado la situación política generada en todo el Estado después de los resultados de las elecciones autonómicas, municipales y Consells Insulars del pasado domingo.

La secretaria general del PSIB, Francina Armengol, ha acudido a la reunión con el aval de ser la cabeza de la lista de izquierdas "más votada en todas y cada una de las islas en Baleares".

El mismo Pedro Sánchez, en su discurso, se refirió a Baleares como una de las Comunidades Autónomas donde "el PSIB con Francina pondrá fin a la política de enfrentamientos del PP".

De cara a la conformación de nuevos gobiernos de izquierdas en Baleares, Armengol ha afirmado que "los ciudadanos han hablado claro para hacer un giro a la izquierda y sería una irresponsabilidad no poder hacer realidad los sueños de tantas personas".

En estas negociaciones, la prioridad, para la socialista, debe ser la de "marcar una hoja de ruta, una línea política, para empezar a dar soluciones a la ciudadanía", sobre todo en aquellos aspectos prioritarios relacionados con "la situación económica, la precariedad laboral y el desempleo, y el rescate de todos aquellos que no pueden llegar a fin de mes, muchos miles de personas", según Armengol.

También es urgente ponerse manos a la obra en lo relativo a "la recuperación de derechos que el PP ha recortado, en educación, sanidad y servicios sociales, y reclamar todo lo que no ha pagado el Gobierno del Estado", por lo que Armengol se ha mostrado dispuesta a hacer "un frente común" para plantear esta demanda delante del Ejecutivo central.

Ante la posibilidad apuntada estos días sobre la no participación de los representantes de Podemos en un Govern presidido del PSOE, Armengol ha dicho que "en democracia es fundamental respetar lo que han votado los ciudadanos, y los socialistas hemos sido la fuerza de izquierdas más votada en las cuatro islas; este es el planteamiento que haremos a la hora de conformar gobiernos".

Sin embargo, Armengol ha matizado que el PSIB no está dispuesto a gobernar a cualquier precio, por que lo que se trata es de "hacer políticas concretas".