Japón
Japón, a vista de satélite. GOOGLE MAPS

Un terremoto de 7,8 de magnitud en la escala Richter golpeó este sábado casi todo Japón sin que se activara la alerta de tsunami, informó la Agencia meteorológica nipona.

El seísmo se produjo a las 20.24 hora local (13.24 hora peninsular española) y tuvo su hipocentro en el mar a 590 kilómetros de profundidad en las lejanas islas Ogasawara, pertenecientes a la prefectura de Tokio.

Japón se asienta sobre el llamado anillo de fuego, una de las zonas sísmicas más activas del mundo El temblor alcanzó el nivel 5 superior en la escala japonesa cerrada de magnitud 7 (centrada en las zonas afectadas más que en la intensidad del temblor) cerca de la isla de Hahajima, una de las dos únicas habitadas de este archipiélago situado a unos 1.000 kilómetros al sur de Tokio.

Incidencias tras el terremoto

El seísmo se dejó sentir en la práctica totalidad de las prefecturas de Japón e incluso hizo temblar edificios en Tokio. La cadena pública NHK informó de que varías líneas de tren locales y de alta velocidad así como el metro de la capital nipona se suspendieron.

El aeropuerto tokiota de Haneda fue cerrado temporalmente para llevar a cabo una revisión de las pistas, pero el servicio se reanudo más tarde, mientras que no se han registrado problemas en otros aeródromos, según detalló la agencia Kyodo.

Unas 600 viviendas se quedaron sin luz en Tokio y en Saitama, informó la NHK mientras que el Ejecutivo nipón ordenó a la policía nacional poner marcha un comité de emergencia.

La operadora de la accidentada central nuclear de Fukushima aseguró que no se ha registrado ningún incidente, mientras que la autoridad nuclear nipona tampoco ha tenido noticias de anomalías en el resto de las plantas del país.

Japón se asienta sobre el llamado anillo de fuego, una de las zonas sísmicas más activas del mundo, y sufre terremotos con relativa frecuencia por lo que las infraestructuras están especialmente diseñadas para aguantar los temblores.