Un jurado popular tiene previsto juzgar desde este próximo lunes día 1 de junio a una mujer para la que la Fiscalía de Málaga pide 21 años y medio de prisión, al acusarla de degollar por una deuda a otra, con la que mantenía relaciones comerciales relacionadas con la venta de joyas. Además, se solicita que indemnice a los hijos de la víctima y se le acusa también por un delito de hurto.

Los hechos sucedieron en diciembre de 2013 en La Cala del Moral, en Rincón de la Victoria (Málaga). La acusada, según sostiene el fiscal en sus conclusiones iniciales, como consecuencia de las relaciones comerciales que tenía con la víctima había contraído una deuda con la mujer que la propia procesada valora en 4.000 euros.

Esta circunstancia había sido origen de diversas discusiones telefónicas y reuniones para ver cómo saldarla. Así, el día de los hechos, la procesada estaba con la víctima en una de esas reuniones en el paseo marítimo de La Cala del Moral, en Rincón, donde vivía la acusada, según el relato inicial emitido en su día por la acusación pública.

Entonces, aprovechó que la mujer se había sentado en unas escaleras y, según el escrito provisional del ministerio fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, "sacó un cúter con el que la degolló".

Esta agresión, indica esta acusación, seccionó la tráquea, la arteria carótida y la vena yugular izquierda de la víctima, lo que le provocó una fuerte hemorragia y 'shock' hipovolémico que le ocasionó la muerte. Tras esto, la acusada le quitó las joyas que llevaba puestas —un reloj, una pulsera y una cadena de oro— y el bolso, apoderándose del móvil, y se fue del lugar.

A los pocos metros tiró el bolso en unos contenedores de basura situados en la avenida de Andalucía de Rincón; mientras que el reloj de oro, valorado en 2.743 euros, fue recuperado dos meses después en el trastero de la vivienda de la acusada en dicha localidad malagueña, señala el escrito de calificación provisional.

El fiscal acusa a la mujer por un delito de asesinato, por el que solicita inicialmente una pena de 20 años de prisión, y otro de hurto, por el que pide 18 meses más de cárcel. Asimismo, reclama que indemnice a los hijos de la víctima con 150.000 euros y con 989 euros por los efectos sustraídos y no recuperados.

Consulta aquí más noticias de Málaga.