El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reconocido este sábado en la clausura de la XXXI Reunión del Círculo de Economía en Sitges que "la corrupción y la forma de tratarla nos han hecho daño" en las pasadas elecciones autonómicas y municipales. Rajoy también ha destacado en este sentido el "martilleo continuado en las televisiones" sobre los casos de corrupción en el PP.

La liquidación de estas prácticas es lo que dignifica también la actuación de los políticos "El tema de la corrupción es terrible, en especial en una situación en la que hemos tenido que pedirle muchos esfuerzos a la gente", ha proseguido diciendo Rajoy, mientras que todos los días salían temas relacionados con ella.

"En casos de corrupción hemos tomado decisiones y esas personas han sido apartadas del partido", ha agregado, para dejar claro que hará lo que esté en su mano ya que "la liquidación de estas prácticas es lo que dignifica también la actuación de los políticos".

"Cambiaremos, pero no en la política económica"

Rajoy ha valorado que los resultados del PP en las elecciones municipales y autonómicas del domingo no fueron buenos, y ha asegurado que analizarán el mensaje que les han dado los españoles: "Tenemos cosas que cambiar y lo haremos".

El presidente del Gobierno ha precisado que estos cambios no se producirán en la política económica porque, ha esgrimido, ha permitido revertir la situación respecto a 2012 cuando el rescate planeaba sobre la economía española.

Ha reconocido que como presidente del PP no puede estar satisfecho por los resultados porque, aunque se mantiene como el partido mas votado, el retroceso ha sido significativo: "Es evidente que hay cosas que no hemos hecho bien", ha añadido, y ha dicho que tomará nota de lo sucedido.

"Si el PP rectifica algunas cosas, vamos a volver a merecer una confianza muy amplia", ha garantizado el presidente del Gobierno, quien ha insistido en la necesidad de una mejora en comunicación a la sociedad tanto por parte del partido como de él mismo. "Creo que me he podido equivocar, pero en lo sustancial he cumplido con mi deber", ha zanjado en este sentido.

Sobre las elecciones adelantadas en Cataluña, previstas para el mes de septiembre, Rajoy se ha referido diciendo que "no toca hacer unas elecciones" en ese mes, ya que "generan inestabilidad".

Una "gran alegría" con los próximos datos del paro

Respecto a los datos de desempleo y afiliación a la Seguridad Social que se conocerán el próximo martes, Rajoy ha augurado una "gran alegría", tras la mejora experimentada en abril. El jefe del Ejecutivo ha recordado que el año pasado se sumaron al mercado de trabajo 433.000 personas, y las previsiones para este 2015 son incorporar a 600.000 personas más.

Además, entre este año y el que viene, prevé que España genere un millón de empleos entre 2015 y 2016, y en la próxima legislatura el reto es alcanzar los dos millones de nuevos ocupados.

Ha añadido que las empresas y las familias se están desendeudando, y si el año pasado el PIB creció un 1,4%, el Gobierno prevé, al menos, doblar esta cifra y situarse como la economía de la zona euro que mayor crecimiento experimente este 2015: "Se están creando bases sólidas para conseguir en un futuro un crecimiento sostenido y estable de la economía".