El candidato socialista a la Presidencia de la Generalitat, Ximo Puig, ha apostado hoy por un "pacto global de progreso", con las singularidades propias de cada comunidad autónoma y cada ayuntamiento, pero con "pactos de ida y vuelta, de dignidad". "No se trata de que los votos que hemos recibido los socialistas sean solo buenos para apoyar a otros, sino que también son buenos para recibir".

Así se ha manifestado Puig a su llegada al Comité Federal del PSOE, donde se analizarán los resultados de los comicios autonómicos y municipales del 24 de mayo, quien ha resaltado que "aquí nadie tiene ninguna superioridad moral, así que hay que poner respeto encima de la mesa y pensar en los ciudadanos y en el encargo que nos han hecho, que son gobiernos de progreso para mejorar la vida de las personas".

Puig ha insistido en que "no se trata de buscar espacios de confrontación, sino todo lo contrario; los socialistas estamos en la centralidad política para mejorar la convivencia entre los españoles". En este punto, ha advertido: "quienes, desde un lado u otro, quieres provocar división entre los ciudadanos no encontrarán al PSOE".

Con respecto a la posibilidad de establecer acuerdos con Podemos, y a preguntas de los periodistas, Puig ha remarcado que "esto se va a decidir hoy", pero sí ha subrayado que "nosotros lo que vamos a garantizar es que los gobiernos que apoyemos tengan una agenda razonable que esté de acuerdo con el interés general y con nuestras propuestas".

Finalmente, y con respecto a las declaraciones realizadas por el líder de Podemos, ha asegurado que "Pablo Iglesias no va a poner al Presidente de la Comunitat Valenciana".

Puig mantuvo ya anoche un encuentro con distintos secretario generales y ha señalado que "hacemos un análisis nada triunfalista" porque saben "desde la humildad", que han sido "unos buenos resultados dado el escenario que vivimos y estamos esperanzados para dar el giro social que España necesita en estos momentos". A su juicio, es necesario que se inicie desde las comunidades autónomas y los ayuntamientos "porque de verdad desde la cercanía y la proximidad es desde donde se pueden cambiar las cosas y la vida de las personas, que es nuestro objetivo".

De hecho, ha hecho hincapié en la necesidad de aplicar "una radicalidad en la honradez, la transparencia y aplicar una acción contra la pobreza", así como apostar por la mejora de las condiciones de vida de las personas, a través de planes de empleo locales. Desde el ámbito autonómico ha insistido en la necesidad de una reforma de la financiación autonómica "para que de verdad podamos prestar esos servicios que se merecen los ciudadanos".

Consulta aquí más noticias de Valencia.