Susana Díaz
La presidenta andaluza en funciones, Susana Díaz (i), durante la reunión del Comité Federal del PSOE. EFE

La presidenta de la Junta de Andalucía en funciones y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha insistido este sábado en llamar al PSOE a la "centralidad" y a actuar con "prudencia y responsabilidad". "Que nadie intente que nos disfracemos de lo que no somos", ha reclamado.

Son cosas de política antigua y vieja que hacen que los ciudadanos acaben hasta el gorro de los partidos y de los políticosEn declaraciones a los medios de comunicación a su llegada al Comité Federal del PSOE en Madrid, Díaz ha pedido actuar "con prudencia" y que los socialistas se mantengan "fieles a sus valores". "Si no renunciamos a lo que somos y a nuestros valores, la única alternativa de gobierno es el PSOE y va a ser más pronto que tarde pero hay que gestionarlo con responsabilidad y prudencia", ha insistido.

Además, ha criticado a otros partidos que "piensan que tenemos que estar agradecidos por votarlos" y les ha reprochado que pongan "unas líneas rojas para unos y no para otros" ya que, a su juicio, son "cosas propias de política antigua y vieja" que hacen que "los ciudadanos acaben hasta el gorro de los partidos y de los políticos".

La presidenta andaluza en funciones también ha defendido su libertad para opinar sobre los pactos en virtud de que el PSOE-A es "una pieza importante de un partido con vocación mayoritaria que ocupa esa centralidad y un espejo en el que se han mirado miles de ciudadanos".

Sobre las elecciones

"El pasado domingo aportamos uno de cada cuatro votos y somos modelo de que la crisis se puede gestionar de otra manera", ha recordado. Díaz considera que las elecciones del 24 de mayo han sido "como un terremoto" y ha puesto de manifiesto que en ellas "el PP se ha hundido tras el daño provocado en este país" mientras que "otros partidos emergentes que soñaban con sustituir al PSOE, no lo han hecho y tendrán que tomar nota de la voluntad de los ciudadanos".

A su juicio, los resultados de los comicios ponen de manifiesto que el PSOE "está en las mejores condiciones para ocupar la centralidad y para girar en torno a él las mayorías de ciudadanos necesitan" siempre "sabiendo que somos un partido con vocación mayoritaria y que aspiramos a dar respuesta a los ciudadanos", ha insistido.

Por otro lado, la presidenta en funciones también ha defendido la fortaleza del PSOE-A y el liderazgo que a lo largo de los últimos meses ha demostrado para abrir un "tiempo distinto de nuevas formas con más diálogo y acuerdo"

"Andalucía fue la primera, sigo creyendo en ese tiempo nuevo y para mí, España está por encima del partido y Andalucía está por encima del partido. Entiendo el PSOE cuando es útil para los ciudadanos, es lo que tiene que hacer el PSOE, según pensamos los socialistas andaluces", ha subrayado la presidenta en funciones.

"El PSOE-A demostró que se puede gestionar la crisis y, gobernando la crisis con sensibilidad y compromiso social, se vuelve a obtener la confianza de los ciudadanos", ha incidido.