La Fiscalía pide ocho años de prisión para un hombre acusado de cometer varios robos en Chiclana de la Frontera (Cádiz) en 2012 y de amenazar a un taxista con una navaja para que lo llevase sin pagar el importe de la carrera. El juicio está señalado para el próximo 9 de junio en la Audiencia Provincial de Cádiz.

Según el escrito de calificación fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos se remontan a la madrugada del 8 de febrero de 2012, cuando el acusado supuestamente accedió a una venta tras hacer un agujero en el techo del local. Así, se apoderó de los 450 euros que se hallaban en la caja registradora.

Posteriormente, sobre las 9,00 horas del día siguiente, se habría servido de un husillo del alcantarillado público para fracturar la ventana e una papelería de la localidad. Una vez dentro, se habría apoderado de 350 euros que había en la caja.

Instantes después de cometer el robo, el procesado se dirigió a una zona de lavaderos de coches y pidió a un empleado que llamara un taxi. Una vez allí, pidió al taxista que le llevara a Jerez, pidiéndole éste el importe por adelantado como era su costumbre cuando tenía que desplazarse fuera de la localidad.

En ese momento, el acusado supuestamente sacó una navaja y la colocó en el costado del taxista para que lo llevase al destino solicitado, no parando de intimidar con la navaja al conductor en todo el trayecto. Una vez en Jerez, exigió al taxista que le entregara los 110 euros que llevaba.

Considera el Ministerio Público que los hechos relatados son constitutivos de un delito continuado de robo con fuerza en las cosas y de un delito e robo con intimidación en concurso ideal con detención ilegal.

Por el primero de ellos solicita dos años y medio de cárcel y cinco años y medio por el segundo. Asimismo, propone que indemnice al taxista en 110 euros por la cantidad sustraída y en 500 euros por los daños morales ocasionados. Los propietarios de los establecimientos asaltados no reclaman indemnización.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.