Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a seis personas de origen indio, marroquí, paquistaní y rumano, como presuntos autores de un delito de fraude a la Seguridad Social, ya que uno de los detenidos, que trabajaba en una gestoría, dio de alta a cinco trabajadores en empresas para que obtuvieran prestaciones económicas o permisos de residencia, sin que los propietarios de las compañías supieran nada de esas altas.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía en un comunicado, las investigaciones se iniciaron en el mes de enero, cuando agentes de la Policía Nacional tuvieron conocimiento que un empresario tenía embargada la cuenta bancaria por impago de las cuotas de la Seguridad Social de un trabajador al que no tenía en plantilla.

Así, efectuaron varias pesquisas y averiguaron que desde una gestoría se habían efectuado cinco altas fraudulentas en cuatro empresas, desconociendo los empresarios tales hechos, dado que no tenían en realidad ninguna relación laboral con estas personas.

Un trabajador de la gestoría era el presunto responsable de las altas de los trabajadores, que conseguían, según los casos, prestaciones económicas de desempleo o regularizar su situación de residencia en España.

Los agentes detuvieron a la persona que habría efectuado las altas en la Seguridad Social así como a los cinco trabajadores, todos ellos por un presunto delito de falsedad documental. Los perjuicios económicos ocasionados a los empresarios ascendían a unos 2.500 euros.

Los detenidos, tres de ellos con antecedentes policiales, fueron puestos en libertad tras prestar declaración, siendo advertidos de la obligación de comparecer ante el juez cuando sean citados.

Consulta aquí más noticias de Valencia.