La vascofrancesa Saroia Galarraga, condenada en Francia por asociación de malhechores con fines terroristas en relación con ETA, ha sido encarcelada para que termine de cumplir la pena de seis años de prisión a la que fue condenada en 2006 por el Tribunal Correccional de París.

Dos de esos cinco años eran de firme cumplimiento, por lo que el fiscal de la localidad vascofrancesa de Bayona ordenó su ingreso en prisión para que cumpla los veinte meses que le quedan por purgar de esa pena, indicó su abogada, Xantiana Cachenaut.

Otros condenados en la causa

Esa sentencia fue dictada el 21 de febrero de 2006 por el Tribunal Correccional de París.

En el mismo juicio fueron condenados a diez años los jefes del aparato militar de ETA
En ese mismo juicio fueron condenados a diez años de cárcel -la pena máxima para el delito de asociación de malhechores con fines terroristas- los que hasta septiembre de 2002 eran los presuntos jefes del aparato militar de ETA, Juan Antonio Olarra Guridi y Ainhoa Múgica Goñi.

En la apertura de aquel juicio, Múgica Goñi leyó en francés una declaración en nombre propio y de sus compañeros de banquillo en la que reivindicaban "con orgullo" su pertenencia a ETA.

Absuelta en primera instancia

Galarraga y su compañero Bruno Josie fueron detenidos el 16 de septiembre de 2002 junto a Olarra y Múgica en Talence, a las afueras de Burdeos (suroeste de Francia), y acusados que ejercer labores logísticas para la banda en Francia.

En un segundo juicio fue condenada a seis años por se el enlace con la cúpula de ETA
Galarraga había sido absuelta en primera instancia y también en apelación en un juicio anterior en Francia (2005) en el que se había sentado en el banquillo junto al presunto ex dirigente de ETA Xabier Abaunza Martínez y los supuestos activistas de la banda Laurenxa Beyrie y Gabriel Sáez Totoricaguena.

El tribunal consideró entonces que no había indicios suficientes para afirmar que Galarraga servía de enlace a Beyrie con la cúpula de la organización.

En ese segundo juicio, Abaunza Martínez fue condenado en apelación a seis años de cárcel en aquel juicio, en el que Beyrie y Saez Totoricaguena habían sido sentenciados con cinco.

En un comunicado, la asociación de defensa de los presos etarras Askatasuna (ilegal en España pero no en Francia) denuncia que Galarraga ya hizo dos años de prisión preventiva en el marco de su imputación en el sumario en el que finalmente fue absuelta.