Nueve personas, la mayoría de nacionalidad chilena, han sido detenidas en una operación en la que ha sido desarticulada una banda a la que se le imputan más de cincuenta robos en distintas modalidades en varias provincias españolas, aunque estaban radicada en la Costa del Sol.

Distintos tipos de robos

Los delitos cometidos son robos en domicilios, robos con violencia mediante "cogoteros", robos y hurtos de vehículos y otros robos y hurtos por los procedimientos del "pinchazo", la "siembra" o la "mancha", informó hoy la Comisaría Provincial de Málaga en un comunicado.

La operación conjunta de la Policía y la Guardia Civil se ha desarrollado en dos fases y ha permitido la detención de siete personas de nacionalidad chilena, un suizo y un menor de edad nacido en Canadá.

Para la comisión de los delitos se valían de vehículos previamente sustraídos en talleres y concesionarios

Para la comisión de los delitos se valían de vehículos previamente sustraídos en talleres y concesionarios, de los que se han recuperado diez, que han sido devueltos a sus propietarios.

Cada integrante tenía delimitado su papel en la organización y, aunque ésta se encontraba asentada en la localidad malagueña de Benalmádena, su actividad se extendía a varias provincias andaluzas y del Levante español, principalmente Murcia, Alicante y Valencia.

Sucursales bancarias, su especialidad

Su especialidad era asaltar a las víctimas a la salida de las sucursales bancarias cuando extraían grandes cantidades de dinero, modalidad conocida como "cogoteros".

Este procedimiento consiste en vigilar por parte de uno de los miembros a la persona elegida, observar dónde guarda u oculta el dinero sacado del banco y perseguirla por el resto de los individuos hasta sustraérselo mediante descuido por el pinchazo de la rueda o la demanda de indicaciones.

En caso de que la persona asaltada se percate de sus intenciones, la intimidan con arma blanca o con violencia física hasta obtener el botín.

Se han intervenido numerosas joyas sustraídas, dinero, teléfonos móviles, electrodomésticos robados

Durante los registros efectuados en Benalmádena se han intervenido numerosas joyas sustraídas, dinero, teléfonos móviles, electrodomésticos robados, útiles para los robos y diversa documentación.

Todos los individuos portaban en el momento de su detención documentación falsa de gran calidad, aunque tras su identificación se ha comprobado que tenían interesadas numerosas órdenes de busca y captura e ingreso en prisión por diversos juzgados españoles.

Los detenidos han pasado junto a las diligencias instruidas a disposición del juez, que ha ordenado su ingreso en prisión, añade el comunicado policial.