El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, admitió este jueves la posibilidad de que si el Real Madrid gana la Liga este domingo se pueda colocar algún "elemento decorativo provisional no agresivo" a la fuente de Cibeles durante la celebración del título.

Ojalá el Real Madrid gane la Liga y por lo tanto haya mucha gente en la Cibeles

Ruiz-Gallardón, que no aclaró si con esa definición -"elemento decorativo provisional no agresivo"- se refería a una
bufanda o una bandera, afirmó además que será el club el que corra con los gastos de "toda la instalación" que se monte para esa ocasión.

Ya lo han pactado con el club

"Esto lo hemos acordado ya con el presidente" del Real Madrid, Ramón Calderón, aseguró el alcalde en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal de su Gobierno, en la que no dudó en exclamar: "Ojalá el Real Madrid gane la Liga y por lo tanto haya mucha gente en la Cibeles", aunque precisó: "alrededor de la Cibeles".

Recordó que el Ayuntamiento tiene "la obligación de proteger" los monumentos de la capital y manifestó que en este caso lo van a hacer "de común acuerdo con el club".

Lo mismo que sucedió en 2003

Señaló además que "no hay cambio de criterio" respecto a la última celebración madridista, el 22 de junio de 2003 y que el objetivo sigue siendo "que no se repita una invasión del monumento", como ocurrió el 26 de mayo de 2001.

Aquella noche, los jugadores madridistas se encaramaron a la fuente y de nuevo Raúl, tal y como ya hizo en la celebración anterior tras obtener la Liga de Campeones puso, a modo de bufanda, una bandera del Madrid en la Diosa.

Si esto último sucediera el domingo, esta vez mediante un mecanismo que evitará pisar la escultura, el alcalde no considera que poner a la diosa un "elemento decorativo provisional no agresivo" signifique "dañar de forma alguna" el monumento.