Un hombre adquiere un coche en un concesionario
Un hombre adquiere un coche en un concesionario COCHES.NET

La venta ilegal de automóviles en España alcanza cada año alrededor de 170.000 unidades, lo que supone cerca del 10% de las entregas totales de vehículos usados en el mercado nacional y ocasiona pérdidas de 300 millones de euros al sector profesional.

Así lo indicó el presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), Juan Antonio Sánchez Torres, que señaló que estas prácticas ilícitas, como la venta de coches en las calles por parte de "pseudo profesionales" que se hacen pasar por particulares, no benefician los negocios "legalmente establecidos".

El presidente de Ganvam subrayó los efectos positivos del PIVE a la hora de rejuvenecer el envejecido parque automovilístico español y afirmó que hasta el momento este programa ha logrado achatarrar 890.000 vehículos de más de diez años. Al término del PIVE 8, esta cifra se elevará hasta 1,18 millones de unidades.

Por otro lado, Sánchez Torres destacó que las ventas de vehículos usados se situarán en 1,73 millones de unidades en España al cierre del presente ejercicio, lo que supondrá una subida del 3% respecto a los datos de 2014.

No obstante, en un escenario más optimista, la organización prevé que este volumen comercial de coches usados podría situarse en 1,77 millones de unidades, un 5% más que en el año precedente. Hasta mayo, las entregas de este tipo de vehículos subieron un 13,1%, con 741.000 unidades.

Falta de 'stock'

Por otro lado, la Asociación indicó que se está recuperando el stock de coches procedentes de flotas, que son los más valorados en el mercado de ocasión, aunque indicó que todavía los volúmenes son insuficientes para satisfacer la demanda.

"Tender hacia un mercado maduro pasa irremediablemente por la existencia de una buena oferta de vehículos de entre tres y ocho años, que es donde debe localizarse el grueso de las operaciones", añadió.

Así, apuntó que entre enero y abril las importaciones de coches usados procedentes de fuera de España alcanzaron 11.635 unidades, lo que supone un aumento del 50,8%, respecto a las 7.715 unidades del mismo período del año precedente.