El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,5% en mayo respecto al mes anterior —su mayor alza en este mes desde 2007, cuando los precios se incrementaron un 0,7%— y elevó cuatro décimas su tasa interanual, hasta el -0,2%, debido el encarecimiento de los precios de la gasolina y el gasoil y de alimentos y bebidas no alcohólicas, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con el dato de mayo, el IPC interanual encadena su undécima tasa negativa.

De este modo, el IPC volvió a moderar su tasa interanual en mayo al registrar su cuarto ascenso consecutivo tras la subida de dos décimas que experimentó en febrero, la de cuatro que se anotó en marzo y la de una décima registrada en el mes de abril. Así, desde enero, cuando el IPC se situó en el -1,3%, los precios han ido subiendo mes tras mes, acumulando hasta mayo un repunte de 1,1 puntos.

Gasolinas, alimentos y hoteles

Estadística ha atribuido el avance interanual del IPC en mayo al comportamiento del transporte, que elevó su tasa más de un punto respecto a abril, hasta el -2,2%, por el encarecimiento de los carburantes y lubricantes.

También ha influido en la subida interanual del IPC el grupo de comunicaciones, que incrementó su tasa más de 1,5 puntos, hasta el -1,9%, por el repunte de los precios de los servicios telefónicos, así como el grupo de alimentos, que elevó su tasa casi un punto, hasta el 1,3%, por el mayor coste de las frutas frescas, las patatas y los aceites y por la bajada de los precios de las legumbres y hortalizas frescas, inferior a la de mayo de 2014.

Otros dos grupos, vinculados al turismo, también incrementaron su tasa interanual en mayo ante la proximidad del verano. Se trata del grupo de ocio y cultura, con una tasa del -0,8%, cinco décimas superior a la de abril, y el de hoteles, cafés y restaurantes, que elevó tres décimas su tasa interanual, hasta el 0,9%. El motivo: que los precios de los viajes organizados no bajaron tanto como un año antes y que los hoteles subieron sus tarifas.

En contraste con el repunte experimentado en estos cinco grupos, la tasa interanual del grupo de vivienda bajó en mayo cinco décimas, hasta el -2,4%, por el abaratamiento de los precios de la electricidad y del gas.