El procurador electo de Podemos y candidato a la Presidencia de la Junta, Pablo Fernández, ha asegurado este jueves que esta formación, que ha logrado 10 escaños, tiene el derecho a tener un puesto en la Mesa de las Cortes al tiempo que ha presentado las cuatro propuestas indispensables para debatir la investidura del futuro presidente de la Comunidad.

Fernández, que ha dado una rueda de prensa en la capital vallisoletana, ha explicado que la primera de estas propuestas es la creación de una comisión de investigación en el Parlamento autonómico sobre "la trama de corrupción eólica con el fin de depurar responsabilidades políticas".

En segundo lugar, Podemos pide que el debate sobre la ordenación del territorio "parta desde cero" y se tengan en cuenta "las necesidades de la población" para que se favorezca la fijación de servicios públicos esenciales, como la Sanidad y la Educación, y no haya "recortes" en el número de médicos, profesores o centros ambulatorios, ha precisado Pablo Fernández.

La tercera propuesta de esta formación es aprobar un plan de rescate ciudadano con una doble vertiente, por una lado debe "paliar la situación de emergencia social y poner fin a los desahucios", y por otro, debe reactivar la economía "al servicio de los ciudadanos" y crear empleo de calidad, para lo que, según Fernández, "hay que reestructurar la deuda de las familias, los autónomos y las pymes".

La última de las propuestas es realizar una auditoria de la administración paralela a la Junta, es decir, "las fundaciones ligadas al gobierno regional y los servicios externalizados, como es el caso del Hospital de Burgos", ha precisado Pablo Fernández.

Por otro lado, el candidato de Podemos ha asegurado que esta formación se sentará "a hablar con todo el mundo" partiendo del programa electoral con el que ha concurrido a las elecciones y desde la premisa de "intentar cambiar las políticas que durante 28 años se han aplicado en Castilla y León".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.