Mad Nass (Manuel), Dash (Javier), Lom-C (Omar) y DJ Joaking (Joaquín) son Arma Blanca. Comenzaron a escuchar rap y hip hop americano y, en 1998, se decidieron a crear su propia música en español. Ya van por el tercer disco, titulado Autodidactas.

¿Por qué creéis que Alicante es una cantera del rap?

Los primeros grupos españoles que salieron al mercado eran de aquí. Siempre ha sido una cuna de Mc, del hip hop, bailarines de break… Nos guió la ilusión, las ganas y la falta de medios.

¿Se puede vivir del hip hop?

Es complicado, pues este tipo de música a nivel profesional lleva muy poco tiempo en España. Con el paso del tiempo se podrá. Hay que mantener los pies en el suelo y, en nuestro caso, sólo sobrevivimos. Cada uno tiene sus negocios y los compaginamos con los conciertos. Es cuestión de constancia y esfuerzo, aunque hay pocos Mc con 50 años y encima del escenario. Es muy sacrificado y, por lo menos en el hip hop, la creatividad tiene un límite.

¿Qué salud tiene la cultura hip hop en Alicante?

Está establecida y sigue creciendo. Ha sustituido a otras músicas que eran la voz de los jóvenes, como el rock o punk rock. La mitad de los niños de diez u once años conocen el hip hop, y creemos que es fruto del esfuerzo colectivo. Va saliendo gente que está muy involucrada, que tiene mucha fuerza e ilusión.

¿Qué tal la experiencia de actuar en México?

Fue una vivencia maravillosa. El público es más eufórico que en España. La gente es muy entregada y valoran mucho que un artista de tan lejos les visite y comparta su música con ellos. Son gente maravillosa, muy educada, cariñosa y amable. En México pudimos actuar ante 3.000 personas y en Monterrey ante unas 2.000. Nos enorgulleció.

Bio

Empezaron en 1998 y al año siguiente autoeditaron su primer trabajo, Reflexión bajo un flexo.