También está implicada una gestoría de Benidorm. El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido a cuatro personas, entre ellos un funcionario de la Oficina de Extranjería de Alicante, por tramitar de manera irregular permisos de residencia.

El empleado público presuntamente presentaba expedientes de reagrupación familiar de forma irregular y sin cita previa (todos eran de ciudadanos chinos) y emitía informes favorables para que se los concedieran, como así ha ocurrido en al menos 10 casos, según la subdelegada del Gobierno en Alicante, Encarna Llinares.

También están arrestadas la dueña de una gestoría de Benidorm, de origen chino, una empleada en situación irregular y la compañera sentimental del funcionario, que al parecer ponían en contacto a los ciudadanos con el trabajador. Los agentes encontraron en la vivienda del detenido múltiples expedientes, un sello de la oficina de Extranjería y un vehículo de alta gama adquirido a la dueña de la gestoría. El Juzgado Número 2 de Benidorm continúa investigando.