Un niño de dos años falleció a última hora del martes en la acequia que hay en la parte trasera de la casa de sus padres, en la localidad castellonense de Nules. Según fuentes de la Guardia Civil, y a la espera de los resultados de la autopsia, todo parece indicar que el pequeño cayó al agua accidentalmente. La vivienda en la que sucedieron los hechos está situada en la marjal de Nules. Por lo visto, el niño estaba en la casa y desapareció de la vista de los familiares, que iniciaron su búsqueda de inmediato y lo localizaron a los 10 minutos en la citada canalización. El menor falleció ahogado, sin que sus familiares pudieran hacer nada por salvarle la vida. Los agentes de la Benemérita han tomado declaración a los padres, pese a que desde el Instituto Armado se inclinan por la hipótesis del accidente.