La economía española creció el 0,9% en el primer trimestre del año gracias a la contribución de la demanda nacional que fue de tres puntos, al repunte del consumo y la inversión, y a una menor aportación negativa de la demanda externa (-0,3 puntos frente a -0,7 del trimestre anterior), según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los datos del PIB confirman este jueves el dato adelantado de crecimiento que se conoció el 30 de abril y señalan un alza en tasa anual del 2,7%, frente al 2% que se registró en el cuarto trimestre de 2014. Así, entre enero y marzo la economía volvió a fortalecerse y el empleo creció el 0,8% en tasa trimestral, y el 2,8% en tasa interanual, lo que supone un incremento neto de 458.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo.

Con el repunte trimestral del PIB entre enero y marzo se encadenan ya siete trimestres de avances, mientras que la tasa interanual acumula seis trimestres en positivo.

Sube el consumo de los hogares

El consumo de los hogares mostró un crecimiento trimestral del 0,7%, dos décimas menos que en el trimestre anterior (0,9%) y ya suma ocho trimestres consecutivos en positivo. El gasto de las instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares también se desaceleró, en este caso nueve décimas, hasta el 0,2%.

Las administraciones públicas aceleraron su gasto en consumo más de dos puntosFrente al menor consumo de los hogares y las instituciones sin fines de lucro, las administraciones públicas aceleraron su gasto en consumo más de dos puntos, pasando de una tasa trimestral negativa del -1% en el cuarto trimestre de 2014 a un crecimiento del 1,6% en el primer trimestre de este año, posiblemente por la celebración de las elecciones municipales y autonómicas.

La inversión, por su lado, se incrementó un 1,3% respecto al trimestre anterior, una décima menos, con un avance del 1,5% en la inversión en construcción, una décimas más, y un crecimiento del 1,4% en la de bienes de equipo, moderando en cinco décimas el dato del cuarto trimestre de 2014.

En el primer trimestre del año, las exportaciones aumentaron un 1%, frente al nulo crecimiento del trimestre anterior, mientras que las importaciones avanzaron un 0,8%, en contraste con el descenso del 0,6% que experimentaron en el trimestre anterior.