En el colegio Tomás de Montañana de Valencia. Un juez del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat (TSJ) ha admitido a trámite una denuncia contra la Generalitat por una supuesta deficiente atención escolar y sanitaria a los hijos autistas de ocho familias.

Según informaron ayer fuentes del Tribunal Superior de Justicia, las ocho denuncias fueron presentadas en abril y la Sección Segunda de lo Contencioso-Administrativo las acumuló en una única causa abierta por una supuesta vulneración de los derechos fundamentales a la salud y a la educación de estos niños.

Los pequeños se inscribieron en el aula de comunicación y lenguaje del colegio público Tomás de Montañana de Valencia, donde, según denuncian las familias, sufrieron una deficiente atención. El centro estrenaba el aula para niños autistas este curso y los padres estiman que se hizo de forma improvisada y sin los medios personales y materiales necesarios. Por ejemplo, dicen que las clases comenzaron en un despacho, en lugar de en un aula.

El juez ha solicitado al Consell un expediente sobre esta situación y después dará traslado a las partes para que ratifiquen la denuncia.