Medio centenar de jubilados se han animado a cambiar su casa por un apartamento de alquiler barato que el Ayuntamiento ha hecho en Julián Humanes. Cada solicitud compite con otras dos por hacerse con una de las 17 plazas que hay disponibles.

Como el número de inscripciones supera la oferta, la sociedad de suelo y vivienda VIVA los sorteará ante notario, como si se tratase de una vivienda de protección más.

Algunos de los solicitantes no han presentado la documentación completa y les han dado unos días para llevar los papeles que faltan antes del sorteo, previsto para finales de este mes.

Los afortunados tendrán un apartamento de 40 m2, amueblado, por el que pagarán 250 euros al mes. Disponen de zona de huerta, sala común para ver la tele, patio, cibersala...

Los 17 ancianos que residan allí tendrán como vecinos a tres jóvenes universitarios, que también les ayudarán si tienen algún problema en casa.

Piso por la patilla

A cambio de echar una mano a los mayores cuando necesiten cambiar una bombilla, mover un mueble, estar en la portería o hacer la compra y traer medicinas a quienes no puedan salir a por ellas... los universitarios no tendrán que pagar ni un euro por vivir allí.

Los estudiantes que ya estén en la universidad o los que vayan a entrar ahora, tienen hasta el 25 de junio para presentar las solicitudes al Secretariado de Asuntos Sociales. Luego harán una selección.

Requisitos para universitarios

Solicitud: Se puede descargar en la web: www.uva.es/sas

Plazo: Antes del 25 de junio en la Casa del Estudiante (Real de Burgos).

Otros papeles: DNI, certificado médico que diga que no tiene enfermedades infecciosas o contagiosas, resguardo de matrícula y compromiso de cumplir los requisitos.

Siempre alguien en el edificio: Entre los tres jóvenes se tienen que poner de acuerdo para que siempre haya uno en los apartamentos para ayudar a los mayores. Excepciones: agosto, del 23 de dic. al 6 ene. y en Semana Santa.

Tareas: Recepción, mantenimiento y emergencias.