La Asociación de Afectados de Fórum y Afinsa en Castilla y León (Afacyl) asegura que «sus cuentas son transparentes», en contra de las opiniones de algunos de sus miembros, que manifestaron a 20 minutos su descontento y su intención de recoger firmas para conocer el estado de las cuentas. La directiva asegura que todos los socios pudieron comprobar en qué se emplean los fondos en diciembre, tras la asamblea general ordinaria ,y afirman que cuentan con subvenciones de la Junta que exigen «una escrupulosa justificación de gastos».

Anunciaron que interpondrán acciones legales contra los socios que les han difamado.