Tres hombres han sido detenidos en Euskadi en 24 horas por violencia de género. El caso más grave ocurrió el martes en Larraskitu. Un hombre de 47 años llevó en su coche por la mañana al colegio a su esposa y su hijo menor de edad. Al llegar, ordenó a la mujer que se quedara con él. Al negarse, el arrestado la golpeó y retuvo por la fuerza al niño. Las víctimas se refugiaron en el colegio. Ese mismo día, un hombre de 39 años fue detenido por haber agredido el pasado viernes a su ex mujer en presencia de la hija de ambos en Iturribide. El hombre le dio puñetazos, la arrastró y amenazó con hacer algo con la hija. Por último, un joven de 28 años fue arrestado ayer en San Sebastián por tumbar de un golpe a su novia en la calle.