Una mujer de 24 años, Amanda Monti, ha sido condenada por la Corte Suprema de Liverpool a dos años y medio de cárcel por arrancar con sus propias manos un testículo de su ex novio, Geoffrey Jones, de 37, según informa BBC News.

La joven al parecer montó en cólera cuando él rechazó sus insinuaciones en una fiesta. Tiró con fuerza de su testículo izquierdo e intentó tragárselo antes de escupirlo. Un amigo lo cogió y le dijo a Geoffrey Jones: "¿Esto es tuyo?".

El juez Charles James dijo que se trataba de un delito "muy serio" y que Amanda no actuó en defensa propia.

"No soy violenta"

Geoffrey había roto su duradera pero "abierta relación sentimental" con la acusada hacia finales de mayo del año pasado. No obstante las relaciones eran buenas y el 30 de mayo se vieron en una fiesta en la casa de él, donde sucedieron los hechos.

Amanda Monti aseguró que "nunca había sido mi intención hacerle daño y lo que he hecho vivirá conmigo para siempre. No soy una persona violenta".