La Guardia Civil y los Mossos detuvieron ayer en Cambrils a 13 ladrones dentro de la investigación abierta tras el asalto al chalé de la familia de joyeros Tous en Sant Fruitós de Bages. Es la segunda fase de la operación Trampolín, que suma 51 arrestados por 150 robos en viviendas y locales.

Pese a que el juez de Manresa decretó secreto de sumario, trascendió la detención de 11 presuntos miembros de esta banda albanokosovar. Los agentes se incautaron de numeroso material en un registro domiciliario. Los otros dos detenidos fueron localizados en un local alquilado.

Se da la circunstancia que uno de los apresados ayer en la operación conjunta de la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra, ya había sido detenido en dos ocasiones, hace tres y siete años, como autor de varios asaltos en los que usaron grandes dosis de violencia contra sus víctimas.

Bancos, casas, fábricas...

La segunda fase de la operación Trampolín eleva la suma de detenidos a 51 desde el mes de febrero. Están acusados de cometer más de 150 asaltos, sin distinción del establecimiento, "tanto atracaban un banco como asaltaban una casa o una fábrica", aseguraron ayer a 20 minutos fuentes de la investigación.

Sobre la banda desarticulada ayer en Cambrils, la Guardia Civil confirmó: "hacía meses que les seguíamos los pasos".

Por su parte, la juez del caso Tous ha ampliado al extranjero la búsqueda del hasta ahora único imputado por el asalto a la casa de los joyeros.