Funcionarios de Nevada dijeron este lunes que llevarán a cabo una investigación de homicidio por la muerte del músico estadounidense B.B. King, que falleció el pasado 15 de mayo a los 89 años, después de que dos de sus hijas hayan afirmado que la estrella del blues fue envenenado. Karen Williams y Patty King afirman en documentos proporcionados por sus abogados a la agencia The Associated Press que la administradora de los negocios de King, LaVerne Toney, y su asistente personal Myron Johnson, mataron a su padre.

La oficina del médico forense del Condado Clark, en Nevada, dijo en un mensaje en Twitter que se había hecho cargo de la jurisdicción sobre la muerte de King y que los resultados de la autopsia tardarían un mínimo de seis a ocho semanas. "Nuestro forense tomó la jurisdicción sobre el cuerpo de B.B. King, llevará a cabo una autopsia. Resultados: de 6 a 8 semanas mínimo", dijo, y agregó que una investigación de homicidio se llevará a cabo junto con el Departamento de Policía de Las Vegas.

"Creo que mi padre fue envenenado"

Los resultados de la autopsia de King se conocerán en ocho semanas

"Creo que mi padre fue envenenado y que se le administraron sustancias extrañas. Creo que mi padre fue asesinado", dijeron Karen Williams y Patty King en declaraciones contenidas en los documentos presentados a AP por su abogado. Un abogado del patrimonio de King dijo que las acusaciones son infundadas e irrespetuosas, informó AP.

Las mujeres también sostuvieron en un vídeo de noticias publicado en Internet que ambos socios impidieron que los miembros de la familia de King lo visitaran en sus últimos días.

King, miembro del Salón de la Fama del Rock and Roll, dijo a principios de mes que estaba en cuidados paliativos en su casa después de haber sido hospitalizado en abril por una deshidratación relacionada con la diabetes. El funeral de King había sido programado para el viernes en Mississippi, y no estaba claro si la investigación lo retrasaría.