La ganadora de las municipales en Barcelona, Ada Colau (BComú), iniciará una rueda de contactos no solo con los partidos políticos sino también con agentes socioeconómicos, como la federación de vecinos, la Assemblea Nacional Catalana (ANC), los sindicatos y patronales como Pimec, entre otras, porque "deben ser protagonistas del cambio".

BComú buscará el apoyo de la CUP, el PSC y ERC para gobernarEn cuanto a posibles alianzas, ha descartado pactos de gobierno con CiU, PP y C's por no compartir el modelo de ciudad aunque ha dejado la puerta abierta a "pactos puntuales sobre cuestiones prioritarias de la ciudad". Colau buscará el apoyo de la CUP (con tres ediles), el PSC (cuatro) o ERC (cinco), a los que anima a "aparcar la siglas" e intereses de partido y priorizar la ciudad.

"Lo importante es Barcelona, sus vecinos y vecinas, que no pueden esperar", ha remarcado Colau, quien ha situado su plan de choque, que incluye treinta medidas concretas, y la lucha contra la corrupción como el "punto de partida" para las conversaciones que quiere iniciar este mismo lunes de "forma activa" con el PSC, ERC y la CUP, además de incluir en esta ronda de contactos su compromiso "firme" con el derecho a decidir de los catalanes.

BComú y el soberanismo

En este sentido, ha reiterado su intención celebrar una consulta a la ciudadanía para decidir si Barcelona debe sumarse o no a la AMI, entidad que engloba a los ayuntamientos que están a favor de un proceso en Cataluña hacia independencia, en un momento en el que faltan cuatro meses para las catalanas del 27-S.

Colau ha precisado que Barcelona en Comú —plataforma que incluye Podemos, ICV, Procés Constituent y Equo— contempla tanto la posibilidad de gobernar en minoría en el ayuntamiento barcelonés con acuerdos puntuales con otras formaciones de izquierda, como unos pactos más estables en los que se priorice su modelo "alternativo" para Barcelona, que difiere "sustancialmente" del de CiU y PPC, aunque tampoco descarta algún pacto puntual.

Dentro de su compromiso de gobernar de "cambiar radicalmente las formas de gobernar" en aras de la "transparencia" en el Ayuntamiento de Barcelona, Colau ha recordado su intención de reunirse con las grandes suministradoras de luz, agua y gas y con las entidades financieras para abordar problemáticas como los desahucios y la pobreza energética. La líder de BComú les interpelará a destinar pisos vacíos para alquiler social y a paralizar los cortes energéticos.

Contratos in extremis

Preguntada por sus adversarios, Colau ha asegurado que el hasta ahora alcalde y principal rival, Xavier Trias, la llamó cuando todavía no había finalizado el recuento de votos para felicitarla y fue le primero en tratarla de alcaldesa. Sin embargo, la líder de BComú le ha instado "con firmeza a dejar de cerrar de urgencia contratos y concesiones a años vista que comprometen el presupuesto de la ciudad porque no les corresponde a ellos".

Acusa a Trias de firmar contratos de urgencia y anuncia una auditoría de la gestión heredadaPrecisamente, la futura alcaldesa ha manifestado su deseo de realizar "auditorías" en el Ayuntamiento y las empresas municipales para analizar la gestión heredada pues ha habido "mucha opacidad" y a revisar "uno a uno" algunos de los proyectos y adjudicaciones efectuadas por el gobierno de Trias, como la ampliación de Heron City o la Marina del Port Vell para renegociar su uso público.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.