La hija pequeña de Rocío Dúrcal, Shaila Morales, no pudo evitar el llanto al recordar ayer a su madre durante la presentación de la gira de conciertos de su primer álbum, Recordando.