Cabina de votaciones
Varios ciudadanos cogen papeletas de una cabina en un colegio electoral del centro de Barcelona para las elecciones del 24-M. EFE

A diferencia de Barcelona, donde Ada Colau arrebataría la alcaldía a Xavier Trias, las otras tres capitales de provincia no cambian de color político este domingo, con el 100% de las papeletas escrutadas. La participación final en Cataluña fue del 58,51% total del censo, 3,5 puntos más que cuatro años antes.

Tarragona y Lleida siguen siendo socialistas y Girona, convergente. En estos tres ayuntamientos, como en otros muchos destaca la irrupción de Ciutadans, que pasó de siete a 176 concejales en toda Cataluña (y 230.461 votos, 6,5 veces más que en 2011), en detrimento del PP, que perdió 258 regidores y 131.703 electores. También es muy relevante el aumento registrado por la CUP, que triplicó su representación al pasar de 101 a 372 ediles (y 221.219 votos).

Ciutadans y la CUP entraron en muchos ayuntamientos en detrimento del PSC y el PPCarles Puigdemont (CiU) ha revalidado la alcaldía en Girona con diez concejales, los mismos que obtuvo en 2011, cuando arrebató la alcaldía al PSC, que en crisis desde entonces, se quedó ayer con cuatro escaños (en 2003 consiguió once), los mismos que la CUP y ERC, que volvió al ayuntamiento y en el que entró C’s con dos, los mismos que perdió el PP, que se quedó con uno.

Como era de esperar, el alcalde de  Tarragona, el socialista Josep Fèlix Ballesteros, logró revalidar el cargo al conseguir nueve ediles, tres menos que en 2011. Sin embargo, sus principales opositores, CiU y PP, también perdieron representación y se quedaron con tres y cuatro, respectivamente. C’s y ERC lograron entrar en el consistorio.

El socialista Àngel Ros también revalidó la alcaldía pero no la mayoría absoluta en Lleida, pues perdió siete de los quince ediles que obtuvo en 2011, cuando solo tenían representación tres partidos  y desde ayer son siete. "Los leridanos han querido que el PSC el encabece la Paeria pero que lo haga sobre la base del diálogo y el acuerdo con otras fuerzas", admitió Ros.

CiU pierde 112.298 votos, pero por segunda vez es el partido más votado en las municipales en 35 años de historiaTambién se fragmentó el ayuntamiento de Sabadell tras cuatro años marcados por la corrupción: su anterior alcalde, Manuel Bustos, dimitió en 2012 al ser imputado en el caso Mercurio. Su sucesor, José Ayuso, logró que la lista del PSC fuera la más votada pero solo sacó cinco regidores, ocho menos que en 2011. La victoria, además, no implica que sea investido alcalde pues cuatro formaciones tienen cuatro concejales cada una, y hay otros tres partidos.

Más clara fue la victoria socialista en ciudades como Granollers, Gavà o Terrassa. El PSC, segundo partido más votado (529.174) y tercero en ediles (1.276, 839 menos que en 2011), también fue la fuerza con más apoyos en Mataró pero las alianzas podrían impedir que Joan Mora repita como alcalde de la capital del Maresme, en la que irrumpieron tres nuevas formaciones.

En cambio, CiU tiene la mayoría en 439 ayuntamientos, como los de Manresa, Vic, Salt o Valls, y conserva las cuatro diputaciones. Y es que pese a perder 112.298 votos, la federación nacionalista fue por segunda vez en 35 años el partido más votado en las elecciones municipales (666.253 apoyos) y lo logró "en las peores condiciones posibles", a juicio del president de la Generalitat, Artur Mas, pues es su gobierno quien aplica los recortes desde hace cinco años.  Además, aumentó la diferencia con la segunda fuerza más votada.

El PP conserva Castelldefels y Badalona y Junqueras repite como alcalde de Sant VicençEn opinión de Mas, estos resultados pueden servir de plataforma de cara al 27 de septiembre. En este sentido, cabe destacar que el voto independentista creció un 27,03% respecto a 2011, pues 1,39 millones de catalanes dieron su apoyo a CiU, ERC (obtuvo 507.997, casi el doble, y que se tradujeron en 2.374 ediles, casi mil más que en 2011) y la CUP. Las tres formaciones han pasado de recibir el 38,27% de los votos, al 45%.

Además, contra todo pronóstico, el candidato de ERC en Sant Vicenç dels Horts (Barcelona), Oriol Junqueras, está a dos ediles de la mayoría absoluta y repetir alcaldía, pese a que algunas encuestas apuntaban a que perdería el consistorio por haberse centrado más en su labor como líder de ERC que como alcalde.

El popular Xavier Garcia Albiol mantiene los diez concejales y se quedó sin mayoría absoluta en el ayuntamiento de Badalona (Barcelona), donde la coalición entre la CUP y Podemos (Guanyem Badalona en Comú) se erige como segunda fuerza. En Castelldefels (Barcelona) también ganó el PP pero su principal apoyo, CiU, su hundió.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.