La coalición Barcelona en Comú (BComú), que lidera Ada Colau, arrebataría el consistorio de la capital catalana a CiU, pues obtendría once regidores frente a los diez que conseguiría Xavier Trias. La exportavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) puede convertirse en la primera alcaldesa de la ciudad en un renovado y paritario ayuntamiento, donde dos tercios de los concejales son nuevos y la mitad son mujeres.

Por distritos, BComú ha sido la fuerza más votada en los distritos más humildes. Se impuso en Ciutat Vella, Nou Barris, Horta-Guinardó, Sant Andreu y Sant Martí —se los arrebató al PSC, ganador en 2011—, así como en Sants-Montjuïc. En cambio, en el Eixample, Gràcia, Les Corts y Sarrià-Sant Gervasi, CiU ha sido la formación con más apoyos.

Es una victoria de David contra GoliatColau no ha esperado a que acabara el recuento y con el 98,12% de las papeletas escrutinio ha comparecido ante los medios y las decenas de simpatizantes que viven la noche electoral en la antigua fábrica Fabra i Coats y quienes no dejaban de gritar "¡sí se puede!". "Dijimos que sí se podía y lo hemos demostrado", ha dicho la líder de BComú.

"La gente común, los ciudadanos de a pie, los que habitualmente no han tenido poder político, económico, judicial, mediático... teníamos una oportunidad histórica y la hemos sabido aprovechar. ¡Enorabuena!", ha celebrado. Colau ha celebrado esta nueva "victoria de David contra Goliat" que ha sido posible gracias a "miles de personas anónimas.

Felicito a Ada Colau, ha hecho una buena campañaAcompañado por el presidente de CiU, Artur Mas, y el secretario general de UDC, Ramon Espadaler, Trias ha comparecido en la Estació del Nord, donde CiU vive la jornada electoral en Barcelona, y ha aceptado la derrota.

"Hay que seguir trabajando haciendo una oposición constructiva para que Barcelona siga adelante y siga siendo un referente como ha sido hasta ahora", ha dicho el hasta ahora alcalde, quien ya ha telefoneado a Colau para felicitarla por el resultado y "la buena campaña".

Trias ha instado a la formación a reflexionar ante la pérdida de votos, aunque Mas ha celebrado que CiU haya sido la fuerza más votada y ha recordado que es la segunda vez que la federación es el partido más votado en unas elecciones municipales en 35 años. Además, ha agregado que lo han hecho "en la peores condiciones posibles" pues han sido los encargados de aplicar los recortes de los últimos años y la diferencia con el segundo partido es mayor que hace cuatro años.

C's y la CUP entran en el consistorio

El C's ha irrumpido en el consistorio como tercera fuerza con cinco ediles. La candidata de C's, Carina Mejías, ha celebrado el resultado de su formación y la ha definido como la primera fuerza "constitucionalista" en el Ayuntamiento de Barcelona y cree que la derrota de CiU supone un revés para las fuerzas independentistas, aunque ERC logró los mismos escaños que C's, tres más que hace cuatro años.

C's irrumpe en Barcelona con cinco concejales y la CUP lo hace con tresEl candidato republicano, Alfred Bosch, ha planteado tres factores para posibles pactos tras las elecciones de este domingo: "Igualdad, honradez y capital de Estado". "Nos sentimos en el centro de muchas miradas y haremos todo lo posible para acabar con las diferencias, que no se utilicen con motivos políticos, y coser esta Barcelona para hacerla una ciudad igual para todos", ha añadido. 

Tanto C's como ERC han adelantado al PSC, relegándolo a la quinta posición con cuatro concejales, menos de la mitad de los que obtuvieron en 2011, por lo que el partido se reunirá este lunes para llevar a cabo una valoración interna, de forma más pausada, para analizar a fondo el resultado de las elecciones.

Socialistas y populares acusan la pérdida de votos y se quedan con cuatro y tres ediles Los socialistas han pasado a ser la quinta fuerza con cuatro concejales Arropado por su equipo municipal, el candidato del PSC, Jaume Collboni, ha reconocido que su candidatura ha obtenido malos resultados y que no ha sido capaz de evitar la "polarización" entre CiU y BComú, ni de aparecer como una alternativa para los ciudadanos. También ha felicitado a Colau y ha deseado que la "nueva etapa sea positiva".

En este fragmentado ayuntamiento donde será difícil gobernar, también se mantiene el PP, que ha sufrido un importante revés al pasar de nueve a tres concejales y perder 40.000 votos. El alcaldable Alberto Fernández ha avisado de que su partido hará "oposición nítida e ideológica" ante la "izquierda extrema" de Colau, que deberá gobernar con "minoría absoluta" y cuya victoria hace augurar un "panorama no muy optimista para la ciudad". La CUP también ha irrumpido en el consistorio con tres concejales y cerca de 52.000 votos.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.