Foto Madeleine
Una imagen de Madeleine, sujetada en este caso por su tía, Philomena McCann, en el exterior del Parlamento británico. EFE

Las autoridades portuguesas empezaron a inspeccionar este jueves el área donde puede estar enterrada la niña británica Madeleine McCann, aunque fueron más los periodistas que recorrieron la zona que los policías.

El diario holandés "De Telegraaf" recibió una carta anónima con mapas que señalarían el lugar donde podría encontrarse en la región portuguesa del Algarve el cuerpo de Madeleine McCann, la niña británica desaparecida en esa zona hace ya casi un mes y medio, según publica hoy ese rotativo.

En la carta se muestra un mapa con un punto marcado por una cruz donde se lee "Posible lugar de Madeleine"

El periódico especifica que el remitente de la carta, sellada esta semana, es "muy probablemente" el mismo que el año pasado envió al diario una nota sobre el lugar donde se encontraban las niñas belgas asesinadas Stacy y Nathalie, de 7 y 10 años de edad, respectivamente, cuyos cadáveres fueron hallados bajo un puente en Lieja (Bélgica).

En unas declaraciones, fuentes del diario holandés dijeron haber tomado en serio esta carta, ya que la que recibieron el año pasado sobre las niñas belgas resultó cierta.

"Sí, efectivamente, era correcta (la información sobre las niñas belgas), por eso nos hemos tomado muy en serio esta carta", señalaron las fuentes.

El periódico, que remitió la carta a la policía de Amsterdam, explicó que el sobre recibido contenía dos folios con mapas impresos de la zona del Algarve, sobre los que en un determinado punto marcado con una cruz y dos interrogaciones aparecía escrito a mano: "Posible lugar de Madeleine".

Según el remitente, el cuerpo de la niña, de cuatro años, se encontraría "al norte del camino, bajo ramas y/o piedras, a 6 ó 7 metros del camino", un punto que estaría a unos 15 kilómetros del lugar donde la pequeña fue vista por última vez.

La policía de Amsterdam calificó la información de la carta de "importante" y tras haberla analizado "técnicamente" se la remitirá hoy al equipo policial que realiza la investigación en Portugal.