Sansa Stark
Sophie Turner, en el papel de Sansa Stark durante la boda con Ramsay Bolton en la serie 'Juego de tronos'. HBO

El último capítulo emitido en EE UU de la famosa serie de HBO Juego de tronos titulado Nunca doblegado, nunca rotoUnbowed, Unbent, Unbroken—, no ha estado exento de polémica por una escena que tiene lugar tras la boda de Sansa Stark y Ramsay Bolton.

Le dije al productor 'no puedo creer que me estés haciendo esto a mí', pero en secreto me encantó Sophie Turner, la actriz que interpreta a Sansa en la serie, ha defendido en el portal Movieweb la controvertida escena, en la que Ramsay viola a su esposa y obliga a presenciarlo a su criado Hediondo —Reek en la versión original—, el hombre llamado antaño Theon Greyjoy (Alfie Allen).

Al igual que ocurrió la temporada pasada con la escena de la violación de Jaime Lannister (Nikolaj Coster-Waldau) a su hermana Cersei (Lena Headey), muchos fans manifestaron su enfado a través de las redes sociales, una indignación que Turner comparte.

"Estoy totalmente de acuerdo con ellos. Después de librarse de Joffrey crees que va a perder su virginidad con un chico muy dulce que cuide de ella y termina con un tipo que es mucho peor. Hasta esa noche, ella no sabía lo que era un verdadero psicópata", sostiene la actriz.

No obstante, Sophie Turner confiesa que cuando leyó por primera vez la polémica escena en el guión, le "encantó en secreto". "Cuando leí esa escena, me gustó un poco. Me encanta la forma en que Ramsay tiene a Theon mirando. Incluso le dije al productor (Bryan Cogman) 'no puedo creer que me estés haciendo esto a mí', pero en secreto me encantó", ha revelado.