Alumnos de FP Dual
Dos alumnos de FP Dual en la escuela de aprendices de Seat. JOSEP MOLINA / ACN

Contar con una carrera universitaria ya no es garantía de conseguir un empleo. Por eso, la opción escogida por muchos jóvenes que salen de la universidad y que no encuentran éxito en el mercado laboral es volver a las aulas, pero ahora matricularse en cursos de Formación Profesional.  Esto lo que demuestran los datos divulgados por Emagister, que indican que el número de alumnos con título universitario que se matriculan en sus cursos de formación profesional se duplicó durante el último año. 

Si hasta hace poco tiempo la Formación Profesional era la alternativa escogida por personas que no tenían perfil universitario, hoy es una opción considerada cada vez más también por este grupo.

El fenómeno tiene que ver con el actual contexto económico de España. A pesar de ser la generación más preparada de la historia, la mitad de los jóvenes con menos de 24 años en España está sin trabajo. Pero estos números pesimistas no parecen aplicarse a los jóvenes que han realizado cursos de Formación Profesional.

Alemania, por ejemplo, donde la opción es más difundida (un 62% de los jóvenes realiza FP)  

La tasa de paro entre los que tienen un título de Formación Profesional de Grado es tan sólo de un 7,35%, según datos del Observatorio Joven de Empleo. Por su parte, la tasa de paro entre los estudiantes que salen de la universidad es el doble  (cerca del 13%). “Un horizonte de mejores perspectivas profesionales hace con que a los alumnos universitarios no les importe volver un escalón en la jerarquía académica”, afirma Emagister.

Muchos de los estudiantes de los cursos de Formación Profesional encuentran trabajo incluso antes de concluir sus estudios. Además, un 56,7 % de los titulados en FP que tienen trabajo cuenta con un contrato indefinido – frente a un 47% de los universitarios que tienen trabajo.

Tal como sucede en otros países de la comunidad europea, el número de jóvenes en cursos de Formación Profesional aumentó también de forma general. Durante el año lectivo de 2014-2015, hay 793.034 jóvenes estudiando FP en España, 349.000 de ellos en cursos superiores – lo que corresponde a un aumento de un 13% en relación al año anterior. 

Los expertos coinciden en afirmar que la oferta de formación profesional es una salida al problema del paro. Alemania, por ejemplo, donde la opción es más difundida (un 62% de los jóvenes realiza FP), tiene la tasa de paro juvenil más baja de Europa, sobre el 8%.

Por otro lado, otra de las razones que mueven a los universitarios a hacer Formación Profesional es conseguir un puesto como becario, ya que hay muchas empresas que ofrecen este tipo de contrato y los jóvenes no tienen otra alternativa para empezar a tener experiencia laboral.  El precio de la FP frente al coste de un Master es otra de las razones que justifican este aumento.

Más empleo que titulados

Por otro lado, según datos del Ministerio de Educación, se estima que de aquí hasta 2020 será necesario incrementar 5.489.642 titulados en FP para cubrir las necesidades de empleo en el país. Sin embargo, si se mantiene el ritmo de crecimiento actual en número de jóvenes formados en FP, solo se alcanzarían los 4.020.142  alumnos, una cifra  muy por debajo de la oferta de puestos de trabajo.  Por lo que las perspectivas de entrar en el mercado laboral continúan siendo muy halagüeñas para los alumnos que opten por estudios de FP, cuenten o no además con carrera universitaria.

Salud, Educación y programación, las más demandadas

Si analizamos los datos por ramas y género podemos decir que las estudiantes con carreras universitarias relacionadas con la Salud y la Educación son las que más han decidido pasarse a la FP.

Por su parte, ellos optan más por la Formación Profesional relacionada con la Programación Web y Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma.